Más que ningún otro videojuego hasta la fecha, el juego registra el magistral número de 2.400 millones de dólares en un año.

El videojuego desarrollado por Epic Games ha dejado constancia de su gran éxito con su registro financiero en 2018, 2.400 millones de dólares. Aunque parezca cuento chino, debido a que es gratis, este videojuego ha sido la revelación en el mundo de los eSports este pasado 2018. Este ha incrementado los ingresos de la industria electrónica un 11% hasta llegar aproximadamente a los 110.000 millones de dólares

Pero cuáles han sido las claves de este videojuego que ha cautivado a la mayoría de los gamers?

“Free to play”: esta expresión cautiva a muchos consumidores de videojuegos que de no ser así han de pagar una cantidad bastante alta por hacerse con nuevos juegos. Esta estrategia ya existía varias décadas atrás, más popular en plataformas como móviles o tablets, sin embargo se ha hecho mucho más viral estos últimos años.

Podemos comparar los videojuegos Premium (videojuegos de pago) y los videojuegos gratuitos con dos grandes ejemplos, Read Dead Redemption 2 y Fortnite. El primero, a pesar de ser uno de los videojuegos más esperados de estos últimos años no ha ingresado ni la mitad de lo que lo ha hecho Fortnite. Y es que otra de las claves fundamentales de Fortnite ha sido fusionar el ‘Battle Royale’ con un método de negocio ‘Free to Play’.

Cabe destacar que los videojuegos ‘Free to Play’ han sido los que mayor peso han tenido este año en la industria del ocio electrónico con una recaudación de alrededor del 80% del total de toda la industria. Aún así, hay otros modelos de negocio como podría ser el modelo de suscripción (estilo Netflix) que también podrían coger un fuerte potencial en los próximos años. Una anécdota a remarcar es que Netflix considera a Fortnite un rival más peligroso que su teóricamente rival más peligroso en su sector, HBO.